Tratamiento Covid-19: Un Spray Nasal Con Anticuerpos Podría Defendernos Contra el Virus

Científicos del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas hicieron un anticuerpo híbrido que disminuyó extremadamente la proporción de SARS-CoV-2 en los pulmones de ratones infectados.

Según un análisis publicado en la revista científica Nature, un spray nasal cargado de un anticuerpo de diseño da una profundo defensa contra las versiones del covid-19 SARS-CoV-2, por lo menos en ratones.

A partir de los primeros días de la enfermedad pandémica, los científicos estuvieron desarrollando anticuerpos como tratamientos para coronavirus. Actualmente, muchos de dichos anticuerpos se hallan en ensayos clínicos en fase tardía, y varias agencias reguladoras de USA y otros sitios han aprobado para uso de emergencia.

No obstante, entre los doctores, “los tratamientos con anticuerpos no fueron bastante populares”, según Zhiqiang An, ingeniero de anticuerpos del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston.

Esto se debería en cierta medida a que los que son accesibles se administran por medio de infusiones intravenosas en vez de de manera directa al tracto respiratorio, donde está primordialmente el virus, por lo cual se requieren altas dosis para que sean efectivos. Otro reto es la aparición de versiones del SARS-CoV-2 que parecen ser resistentes a ciertos anticuerpos existentes.

Es por esto que An y sus compañeros de trabajo se propusieron diseñar un anticuerpo que pudiera administrarse de manera directa en la nariz.

Escanearon una biblioteca de anticuerpos de humanos sanos y se centraron en esos que pudieron reconocer un elemento del SARS-CoV-2 que el virus usa para unirse a las células y entrar en ellas. Entre los candidatos prometedores se encontraban los anticuerpos IgG, que son subjetivamente lentos en aparecer luego de una infección, sin embargo están diseñados claramente para el patógeno invasor.

El conjunto juntó fragmentos de IgG dirigidos al SARS-CoV-2 a un tipo distinto de molécula: los anticuerpos IgM, que trabajan como primeros respondedores rápidos a una extensa gama de infecciones. Las IgM modificadas genéticamente han tenido un impacto “neutralizante” muchísimo más intenso contra más de 20 versiones de SARS-CoV-2 que las IgG solas.

Una vez que se inyectan en la nariz de los ratones 6 horas anteriormente o 6 horas luego de la infección, las IgM diseñadas disminuyeron radicalmente la proporción de virus en los pulmones de los roedores 2 días luego de la infección, informó el Equipo de Investigación.

Este trabajo es una “gran hazaña de la ingeniería”, opinó Guy Gorochov, inmunólogo de la Universidad de la Sorbona en París. Sin embargo añade que hay cuestiones abiertas, como cuánto tiempo prevalecerán dichos anticuerpos en los humanos.

El experto del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston ve dichos anticuerpos como una especie de máscara química que podría utilizar cualquiera que haya estado expuesto al SARS-CoV-2, y como una línea de defensa adicional para los individuos que podrían no estar del todo protegidos por las vacunas.

Ya que las moléculas de IgM son subjetivamente estables, puede ser posible formularlas en un aerosol nasal que se comprará en una farmacia y se guardará para uso de emergencia, describió An.

IGM Biosciences, una organización de biotecnología en Mountain View, California, que colaboró en el análisis de An, probará este anticuerpo en ensayos clínicos.

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

More Stories
The Invisible House