Gas y luz en los parajes: vidas que cambiaron para siempre

La llegada del garrafón social significó un antes y un después en la vida de miles de vecinos de la Región Sur, que ya cuentan con un servicio cómodo y seguro.

La llegada del servicio de garrafón social para las Comisiones de Fomento y parajes de la Región Sur generó un verdadero cambio sustancial en la calidad de vida de los vecinos. Dejar de depender de la leña significó una gran mejora que se ver reflejada en el día a día. A esto se le suma el hecho de poder contar con energía eléctrica en forma continua y segura, algo que tiempo atrás no tenían.

“Ahora es todo mejor, más calentito. Más cómodo y rápido para cocinar”. Son las palabras de Florinda Marelef, una vecina de Ojos de Agua que gracias al Garrafón Social, en su hogar ya no tiene que andar preocupándose por la leña.

Las 21 familias de Ojos de Agua, al igual que las del resto de las Comisiones de Fomento y parajes de la Región Sur cuentan con este servicio en su totalidad, lo que les generó un verdadero cambio en sus condiciones de vida.

Los dichos de Florinda resumen esta realidad: “Ahora todo también es más limpio, porque la cocina a leña mojada empieza a hacer humo. Teniendo la cocina de gas y el horno prendido, se templa la casa y el ambiente”, recordando que “en los días más fríos se nos escarchaba hasta la pieza, pero ahora todo es distinto”.

En Ojos de Agua, al igual que en varias Comisiones de Fomento más, otro de los grandes cambios fue la mejora en el servicio eléctrico. El generador a gas oil fue cambiado por uno que se alimenta a gas, se reconvirtió el alumbrado público y las conexiones domiciliarias. Donde antes sólo había un cable viejo, hoy hay un pilar con disyuntor y conexiones seguras.

“Ahora tenemos pilar, y hasta pudimos poner la tele y la heladera. Antes se cortaba cuando el motor no andaba, pero ahora la cosa es muy diferente”, añade.

Las afirmaciones de Florinda son ratificadas por Santiago Cabañares, el comisionado de Fomento de Ojos de Agua. “Hemos dejado de ser los olvidados de la provincia. Ahora sentimos que somos valorados aunque estemos en lugares lejanos”, asegura.

“Contar con gas a través de zepelines, energía segura, electricidad con pantallas solares, mejora de caminos vecinales para pobladores dispersos, comunicaciones y otros beneficios que hacen que los pobladores se sientan tenidos en cuenta”, no duda en asegurar.

Author: Prensa

Share This Post On